sábado, 2 de febrero de 2019

Orientación Sexual Y Asimetría Cerebral


En un artículo publicado en los Proceedings of the Nacional Academy of Sciences del mes de Junio de 2008, investigadores del Stockholm Brain Institute, Departamento of Clinical Neuroscience, Karolinska Institute, se proponen investigar si las simetrías y asimetrías entre los volúmenes de ambos hemisferios cerebrales pueden diferir entre individuos del mismo sexo pero de diferente orientación sexual.

Los investigadores del Karolinska Institut decidieron estudiar la simetría o asimetría entre los volúmenes de ambos hemisferios cerebrales, derecho e izquierdo, así como las conexiones de la amígdala, dos parámetros que en estudios previos habían mostrado diferencias ligadas al sexo. En noventa personas (25 hombres (HeM) y mujeres (HeW) heterosexuales, y 20 hombres (HoM) y mujeres (HoW) homosexuales) fueron investigados los volúmenes de sus hemisferios cerebrales y del cerebelo con resonancia nuclear magnética.

En cincuenta de estos participantes se midió el flujo sanguíneo cerebral mediante la técnica de diagnóstico por la imagen PET, con el fin de analizar las conexiones funcionales de las amígdalas derecha e izquierda. La amígdala o núcleo amigdalino es una estructura cerebral compuesta de materia gris, en forma de almendra (de ahí su nombre) situada en la parte anterior del lóbulo temporal de cada hemisferio cerebral, que mantienen estrechas conexiones con el hipotálamo y la circunvolución del cíngulo.

Como parte del sistema límbico juega un papel importante en la regulación de las emociones y en las motivaciones. Los resultados han sido los siguientes:


  • Los hombres heterosexuales (HEM) y las mujeres homosexuales (HoW) muestran una asimetría derecha cuando se comparan ambos hemisferios cerebrales.
  • En los hombres homosexuales (HoM) y las mujeres heterosexuales (HeW) los volúmenes de ambos hemisferios cerebrales son simétricos.
  • No se demostraron asimetrías entre los lóbulos del cerebelo.
  • En los hombres homosexuales (HoM) y en las mujeres heterosexuales (HeW) las conexiones fueron más extensas con la amígdala izquierda, mientras que en las mujeres homosexuales (HoW) y en los hombres heterosexuales (HeM) era la amígdala derecha la que tenía más conexiones.
  • Mientras que en los hombres homosexuales (HoM) y en las mujeres heterosexuales (HeW) las conexiones se realizaban preferentemente con la amígdala del otro lado y el cíngulo anterior, en los hombres heterosexuales (HeM) y en las mujeres homosexuales (HoW) las conexiones se establecían con preferencia con los núcleos caudado y putamen y con la corteza prefrontal.


Las conclusiones son las siguientes: En los individuos con orientación homosexual se demuestra que la simetría o asimetría cerebral, y conexiones funcionales de las amígdalas, no son las que corresponden a su sexo biológico. Estos hallazgos no pueden ser interpretados con consecuencia de un proceso de aprendizaje mediante la percepción y la conducta, sino por la acción de mecanismos biológicos aún desconocidos, que actuarían antes o después del nacimiento.

Copyright © Gravity Fitness