sábado, 2 de febrero de 2019

Orientación Sexual Y Asimetría Cerebral


En un artículo publicado en los Proceedings of the Nacional Academy of Sciences del mes de Junio de 2008, investigadores del Stockholm Brain Institute, Departamento of Clinical Neuroscience, Karolinska Institute, se proponen investigar si las simetrías y asimetrías entre los volúmenes de ambos hemisferios cerebrales pueden diferir entre individuos del mismo sexo pero de diferente orientación sexual.

Los investigadores del Karolinska Institut decidieron estudiar la simetría o asimetría entre los volúmenes de ambos hemisferios cerebrales, derecho e izquierdo, así como las conexiones de la amígdala, dos parámetros que en estudios previos habían mostrado diferencias ligadas al sexo. En noventa personas (25 hombres (HeM) y mujeres (HeW) heterosexuales, y 20 hombres (HoM) y mujeres (HoW) homosexuales) fueron investigados los volúmenes de sus hemisferios cerebrales y del cerebelo con resonancia nuclear magnética.

En cincuenta de estos participantes se midió el flujo sanguíneo cerebral mediante la técnica de diagnóstico por la imagen PET, con el fin de analizar las conexiones funcionales de las amígdalas derecha e izquierda. La amígdala o núcleo amigdalino es una estructura cerebral compuesta de materia gris, en forma de almendra (de ahí su nombre) situada en la parte anterior del lóbulo temporal de cada hemisferio cerebral, que mantienen estrechas conexiones con el hipotálamo y la circunvolución del cíngulo.

Como parte del sistema límbico juega un papel importante en la regulación de las emociones y en las motivaciones. Los resultados han sido los siguientes:


  • Los hombres heterosexuales (HEM) y las mujeres homosexuales (HoW) muestran una asimetría derecha cuando se comparan ambos hemisferios cerebrales.
  • En los hombres homosexuales (HoM) y las mujeres heterosexuales (HeW) los volúmenes de ambos hemisferios cerebrales son simétricos.
  • No se demostraron asimetrías entre los lóbulos del cerebelo.
  • En los hombres homosexuales (HoM) y en las mujeres heterosexuales (HeW) las conexiones fueron más extensas con la amígdala izquierda, mientras que en las mujeres homosexuales (HoW) y en los hombres heterosexuales (HeM) era la amígdala derecha la que tenía más conexiones.
  • Mientras que en los hombres homosexuales (HoM) y en las mujeres heterosexuales (HeW) las conexiones se realizaban preferentemente con la amígdala del otro lado y el cíngulo anterior, en los hombres heterosexuales (HeM) y en las mujeres homosexuales (HoW) las conexiones se establecían con preferencia con los núcleos caudado y putamen y con la corteza prefrontal.


Las conclusiones son las siguientes: En los individuos con orientación homosexual se demuestra que la simetría o asimetría cerebral, y conexiones funcionales de las amígdalas, no son las que corresponden a su sexo biológico. Estos hallazgos no pueden ser interpretados con consecuencia de un proceso de aprendizaje mediante la percepción y la conducta, sino por la acción de mecanismos biológicos aún desconocidos, que actuarían antes o después del nacimiento.

viernes, 1 de febrero de 2019

Marihuana Y Periodontitis


En un artículo publicado en la revista Journal of the American Medical Association del 6 de Febrero de 2008, miembros de la Escuela de Medicina de Dunedin (Nueva Zelanda), del King´s College de Londres, y de la Universidad de North Carolina (Durham y Chapel Hill), se proponen determinar si fumar marihuana es un factor de riesgo para el desarrollo de una periodontitis crónica (inflamación o infección de las encías y el hueso que mantiene los dientes en su lugar).

La enfermedad periodontal o periodontitis crónica es una de las enfermedades crónicas más frecuentes en los adultos; se trata de una inflamación crónica, mediada por la presencia de las bacterias de la cavidad oral, que se extiende en la profundidad de los tejidos de las encías, provocando la pérdida del tejido conectivo y del hueso alveolar que soporta los dientes: la consecuencia es que estos se mueven y/o se caen.

El hábito de fumar tabaco es reconocido como la primera causa de periodontitis crónica, sobre todo en los países en vías de desarrollo, por los efectos adversos de la nicotina y otros componentes tóxicos del tabaco.

¿La Marihuana causa periodontitis?


Para determinar si fumar marihuana es también un factor de riesgo para el desarrollo de una periodontitis crónica, los autores de este trabajo plantean un estudio prospectivo en la población general, determinando si fuma marihuana a las edades de 18, 21, 26 y 32 años, con exámenes dentales a los 26 y 32 años. Los participantes han sido, en principio, 1.037 niños nacidos en un hospital obstétrico de Dunedin (Nueva Zelanda) entre el 1 de Abril de 1972 y el 31 de Marzo de 1973, sometidos a exámenes periódicos (con un 96% de seguimiento de los 1.015 participantes que sobrevivieron hasta la edad de 32 años).

Datos completos para este análisis fueron disponibles de 903 participantes (un 89% de los participantes supervivientes). Se evaluó la intensidad de la periodontitis crónica a los 32 años de acuerdo con la pérdida de soporte de los dientes, medida en 3 sitios distintos de la encía.

Los resultados fueron los siguientes: se distinguieron tres grupos en los participantes:

  1. No fumaban marihuana (293 individuos, o sea un 32,3%).
  2. Fumaban episódicamente (428, o sea un 47,4%).
  3. Fumaban habitualmente (182, o sea un 20,2%)


A la edad de 32 años la incidencia de pérdida de soporte de dientes en las encías entre los 26 y 32 años de edad fue del 6,5% para el primer grupo, 11,2% para el segundo grupo y del 23,6% para el tercer grupo.

Aunque fumar tabaco se asocia, muy significativamente, con la periodontitis crónica, no se detecta interacción entre fumar marihuana y fumar tabaco en la predicción de la periodontitis crónica.

La conclusión de los autores es la siguiente: Fumar marihuana puede ser un factor de riesgo para el desarrollo de la peridontitis crónica en los adultos jóvenes, independientemente de que fumen o no tabaco.

Mascarillas Naturales, Trucos caseros para tu piel


Los preparados naturales te ayudan a mantener el cutis siempre joven. Según tus características, encuentra la que mejor se adapte a tu piel y, con estas máscaras coloridas, ya no te avergüences de que te vean con una.

Las máscaras de belleza no son, como muchos creen, una novedad de la cosmética moderna; por el contrario, existen desde la más remota antigüedad. Hace más de 2000 años se preparaban con ingredientes naturales: cera, miel, huevos, harina de cebada, polvo de iris, y más. Hoy en día, sus beneficios se han revalorizado a tal punto que se vuelven imprescindibles para lucir un cutis joven y fresco.

A continuación, busca la mascarilla adecuada al teléfono de Farmacia San Pablo, prepara la que tu piel necesita ¡y diviértete con los colores!

Máscara marrón para pieles grasas

Es ideal para normalizar la apariencia de los cutis demasiado oleosos y para aplicar antes del maquillaje, ya que ayuda a mantener la base inalterable durante más tiempo. Se necesita mezclar 1 cucharada de arcilla (se compra en cualquier negocio dietético) con cantidad suficiente de un té concentrado de bardana, que es depurativo y antiséptico. Se aplica sobre el rostro y se deja actuar durante 10 minutos. Luego, se retira con abundante agua tibia.

Mascarilla purificante azul

Este preparado es específico para devolverle al cutis su color natural y volverlo más elástico. Resulta altamente purificante, mineralizante y rejuvenedor para las pieles más avejentadas. Sólo hay que mezclar una cucharadita de algas azules (espirulina) en polvo con cantidad suficiente de agua o si tiene gel neutro, utilice dos cucharaditas. Masajea el rostro y el cuello durante 3 minutos, deja reposar 10 más y retira con abundante agua fría.

Máscara blanca y suavizante

Para pulir y dar luminosidad a la piel de la cara y de todo el cuerpo, esta receta es muy fácil de preparar: sólo basta mezclar una cucharada de azúcar con ocho gotas de limón y media cucharada de aceite de oliva. Una vez aplicada sobre las zonas deseadas, realiza pequeños masajes ascendentes con las yemas de los dedos. Lo ideal es retirarla con una toalla suave humedecida en agua tibia.

Rejuvenecedora y verde

El aguacate posee enormes propiedades hidratantes para la piel por su gran contenido de aceite. Para aprovechar sus magníficas propiedades es necesario comprar un fruto que esté bien maduro (también se lo puede hacer madurar más rápido dejándolo en un lugar con calor, cerca de la cocina por ejemplo) y mezclarlo con unas gotas de aceite de oliva hasta formar una pasta bien homogénea. Sirve para humectar la piel en profundidad y también actúa como un lifting natural que “estira” la cara, gracias a su contenido oleoso.

Roja como un tomate

Para refrescar el cutis después de exponerse al sol o cuando está irritado, lo mejor es aplicar unas rodajas de tomate sobre la cara. Lo más conveniente es que esté frío y bien fresco para que pueda descongestionar la piel. Coloca las rodajas en la frente, mejillas y mentón, con cuidado de no tocar los ojos. Después de veinte minutos como mínimo, retira y enjuaga con agua fresca.

De zanahorias: naranja

Conviene aplicar esta máscara un rato antes de tomar sol. Mezclar el jugo de una zanahoria con el filtro solar habitual y colocarlo en la cara y, si se desea, también en todo el cuerpo. Este preparado ayuda a incrementar el bronceado si se expone inmediatamente al sol por su contenido de betacaroteno. Pero de no tomar sol, dejará la piel suave y reluciente.

El abecé de las mascarillas

Ten en cuenta estos consejos para que los preparados resulten súper efectivos: Hay que elegir siempre la máscara más adecuada para las necesidades y para cada tipo de piel. Las mujeres que tienen piel grasa pueden aplicarse una máscara cada tres o cuatro días; las que tienen piel seca o mixta deben colocarla sólo una vez por semana y las que tienen la piel sensible, sólo dos veces al mes.
Mientras la máscara esté actuando, se pueden acentuar sus beneficios refrescando los ojos con loción para párpados.

Copyright © Gravity Fitness