jueves, 24 de enero de 2019

Ciclos Menstruales Largos E Irregulares Y Diabetes Tipo 2


En un extenso trabajo epidemiológico realizado por un grupo de investigadores de la Universidad de Harvard, Boston, y publicado en la revista JAMA en su número del 21 de noviembre de 2001, se llega a la conclusión de que los ciclos menstruales largos e irregulares, que se manifiestan por una oligomenorrea, pueden ser considerados como marcadores del riesgo de padecer una diabetes tipo 2, y que este riesgo se incrementa, pero se explica completamente, por la asociación de la oligomenorrea con una obesidad.

Este estudio epidemiológico prospectivo se incluye en la serie que viene realizándose en una amplísima población de enfermeras de los EE.UU. (The Nurses Health Study" II).La población estudiada ha sido de 101.073 mujeres, entre 24 y 43 años, sin historia previa de Diabetes Mellitus (DM) y de las que se consiguieron los detalles de su ciclo menstrual cuando tenían entre 18 y 22 años de edad.

Seguimiento de la diabetes tipo 2


El seguimiento (en el que se incluía la notificación por parte de la mujer si eran diagnosticadas en algún momento de una diabetes tipo 2) se ha realizado desde el año 1997. Durante estos seguimientos se detectaron 507 casos de diabetes tipo 2.

Comparado con las mujeres con un ciclo menstrual habitual (duración de 26 a 31 días a la edad de 18-22 años) el riesgo relativo de padecer una diabetes tipo 2 entre las mujeres con un ciclo menstrual de 40 días o más, o que era lo bastante irregular como para no permitir valorar su longitud, fue mayor entre las mujeres obesas, pero también estaba aumentado en las mujeres no obesas con oligomenorrea.

En conclusión, en esta amplia población de mujeres, una oligomenorrea entre los 18 y los 22 años se comportó como un predictor de padecer, más adelante, una diabetes de tipo 2.

Esta observación no se explica, según los autores, por la asociación con obesidad u otras variables.

Este hallazgo casa bien con la tesis de que el alargamiento y las irregularidades del ciclo menstrual, manifestadas por una oligomenorrea, pueden indicar la existencia de anormalidades metabólicas que conduzcan a una diabetes tipo 2.

Sugieren que las mujeres con esta irregular historia menstrual pueden salir beneficiadas en su salud si adoptan un estilo de vida que reduzca ese riesgo, en el que debe incluirse, básicamente, el control del peso y el ejercicio físico.

Copyright © Gravity Fitness